Patrones y Creencias

Un patrón es un molde, una estructura, algo preestablecido, creado por alguien más o a veces por nosotros mismos y asumido como correcto (creencia), como un "modelo a seguir". Las creencias, al ser ideas que se asumen como ciertas, van de la mano con estos patrones que al ser impuestos por personas a quienes consideramos importantes en nuestra vida: Padres, hermanos, amigos... Se nos hacen ciertos porque ¿Cómo alguién que me quiere me haría daño a propósito? Pero ¿Qué tan cierto es esto? ¿Es realmente necesario seguir estos patrones? Lo cierto es que a lo largo de nuestra vida vamos adquiriendo, creando patrones y creencias que en muchas ocasiones son opuestos a lo que sentimos y lo que creemos que es realmente correcto para nosotros; y dejamos esto de lado para sentirnos aceptados, bien con los demás, sentir que pertenecemos en los grupos que nos desenvolvemos: Familia, trabajo, amigos.

Porque en cada uno de ellos se espera que nos comportemos de una u otra manera.

Más cierto aún, es que eso no tiene por qué ser así. Imagina un lugar en el que eres tú mismo(a) sin importar el que digan los demás, sin asumir conductas para agradar o encajar con otros; y sin embargo, seguir siendo aceptado(a) y aceptar a quienes comparten contigo a diario en plena felicidad. Imagina que eres libre, que eres feliz a cada momento, en cada instante, con cada situación que ocurre en tu vida ¿cómo te hace sentir esto? Todo esto es posible, en este momento, en esta vida, en este espacio podemos crear nuestro cielo en la tierra y no vivir en  un infierno al que estamos acostumbrados a vivir.

Yo, por ejemplo, tenía la creencia que para ser querido o aceptado por alguien más tenía que modificar mi conducta e incluso sufrir un poco, porque de esta manera no estaba siendo egoísta y me preocupaba por los demás sacrificando mi felicidad para hacer sentir feliz a alguien más. Sucedía luego que llegaba a un punto en que me obstinaba, me aburría, me fastidiaba consciente  o inconscientemente, creando luego situaciones incómodas para aquellos a quienes esperaba hacer feliz; además, expresaba cosas que realmente no deseaba expresar: rabia, ira, disgusto, incomprensión. Me expresaba desde carencias porque pensaba que los demás esperaban algo de mí y yo esperaba algo de ellos.

Al darme cuenta de lo errado que es esto y dañino para mí y quienes me rodean, he decidido tomar acciones al respecto y cambiar esa creencia con la que me estaba haciendo daño. Estoy aún transitando este camino y aprendiendo a diario a hacer las cosas diferente, aún queda tramo por  recorrer pero estoy feliz porque al final del día sé que he dado mi máximo esfuerzo (que no siempre tiene que ser el 100%) y sé que el día de mañana tengo una nueva oportunidad de hacer las cosas diferente.

Es importante tomar en cuenta que el primer paso para identificar estas creencias o patrones que nos incomodan, es conocernos. Hay que saber qué es lo que realmente queremos para nosotros mismos, comprendernos, sin pensar en nadie más que nosotros y comprendiendo que esto no es egoísmo. Amarnos primero para poder compartir nuestro amor con otros es muy diferente que amar a otros porque "es lo correcto". Al estar bien con nosotros mismos, nos damos cuenta de aquellas cosas que nos hacen sentir incómodos porque no están alineados con lo que realmente deseamos y de esta forma podemos identificar y tomar conciencia para efectuar un cambio.

Una vez reconocido, la intención no es cambiar drásticamente porque ahora que sé que no pertenece a mí, lo arranco de raíz y ya se soluciona la situación. De esta manera solamente se tapa temporalmente y volverá a aflorar en cuanto ocurra una situación similar a circunstancias que en el pasado hayan activado este patrón. Lo que se puede hacer en cambio, es darse cuenta, observar las situaciones en que ha ocurrido antes esto, y aceptarlo, aceptar que ha sido parte de nosotros mismos afirmando que de ahora en adelante ya no es necesario en nuestra vida y que podemos transformarlo en una creencia que potencie lo que realmente deseamos transmitir.

Los cambios implican movimiento en nuestros pensamientos, estamos removiendo poco a poco esas creencias que nos limitan para darle paso a aquellas que nos impulsan. Pero como estamos tan acostumbrados a estar limitados, la libertad asusta, no parece seguro salir de la zona de confort porque todo lo desconocido implica un "riesgo". Hay que tomar las decisiones sin duda, con determinación, disciplina, entusiasmo, fe y amor, con la certeza de que todo estará bien y que lo más importante ya se ha hecho que es dar el primer paso.

¡Yo creo que puedo lograr todo lo que me propongo porque soy un ser humano capaz!
Feliz día.

 
Sus Coordenadas:
Twitter: @urbinamcoach
Instagram: @urbinamcoach

Sumate-Conectate
Correo
Instagram
Pinterest
Pinterest
Facebook
Facebook
Google +
Google +
http://www.sumandoven.com.ve/2016/04/18/patrones-y-creencias/

Autor entrada: sumandoven.admin

2 thoughts on “Patrones y Creencias

    Oswaldo Delgado Marín

    (25 abril, 2016 -6:00 pm)

    Me gustó mucho este artículo Miguel Ángel;felicitaciones.

      Miguel Urbina

      (9 mayo, 2016 -1:54 pm)

      Muchas gracias por tu comentario Oswaldo. Te invito a seguir atento a la página para leer próximos posts

Los comentarios están cerrados.