¡Ese dolor de María!

Un eco melodioso en el ensueño conjurando como un espectro ante la dureza de la vida. Una voz abismalmente femenina desafiando la noche en idiomas desconocidos abrigando dulcemente los sueños infantiles. Las arias de Norma, Tosca, Lucia di Lammermoor, La Travista, Aída, La Sonámbula cortejadas por estremecidos aplausos. Una voz penetrando los rincones del hogar en un ritual ceremonioso después de cada faena. La imagen de mi padre transportado a una felicidad infinita. Una misma respuesta a las inocentes disyuntivas: gorda son arias de interpretadas por una cantante famosa, la cual graba esos discos en los grandes teatros, un día vendrá a Caracas y te voy a llevar para que la conozcas.

Una voz tallada en la profundidad de mi psiquis, la cual preciso incorporar en el aislamiento cotidiano. Todo parece incompleto sin ella, y ahí empezó la obsesión por esa musicalidad capaz de comprender los sentimientos de desesperanza Compre varios cds con arias de las grandes heroínas de las operas. Indague en arias interpretadas por Renata Tebaldi, Maria Callas, Renata Scotto, Victoria de los Ángeles, Ilena Cotrubas y Leontyne Prince. Las grandes heroínas competían con la recia musicalidad de Luciano Pavaroti. En  un yermo dominical descifro el enigma: ¡Se llama María Callas!

Atrapada por el magnetismo de su voz. Marìa y solo ella interpreta los sentimientos de dolor ante el desaliento, y facilita  tránsito hacia  esa necesidad de vivir la locura, sin miedo y como un camino ante la desesperanza La modulación íntimamente seductora de María me embarga en un sufrimiento conmovedor. Unas melodías que transportan al ritual del dolor, un sonido que permite desgarrase en el sufrimiento, y reinventar la vida desde una psiquis perturbada. Para lograr una suave y nutrida capacidad de consuelo en el desaliento ante el fatídico destino. Mis crisis psíquicas se vinculan a esa necesidad compulsiva de escuchar a María Callas. Quiero afrontar el problema y descubrir: ¿Cómo fue su vida? ¿Cual es el misterio de  su voz y su interpretación de esas arias?

Marìa Callas (1923 -1977) desde muy joven tuvo una alusión inequívoca a la grandeza, por un camino no del todo fácil, lleno de desilusiones y grandes fracasos. En sus interpretaciones asume la vivencia del dolor de sus heroínas marcado por el trágico destino revelando una extraordinaria penetración ante el sufrimiento. Una voz en el reto de venganza de la diosa de la libido ofendida. Una misma tragedia: un amor imposible con un desenlace vinculado a una muerte necesaria y momentos de felicidad en un intenso éxtasis para caer en un desenlace fatal. Horas absorbidas por una necesidad de reherir al sueño del amor inducido por esa exquisita sensibilidad para sentir la desolación.


Marìa a lo largo de su corta vida mantuvo una desdicha interior nunca resuelta entre el sentimiento de dominación de su madre y la sensación de haber sido abandonada por su padre. Un drama afectivo producto de un hogar disfuncional. Siempre envuelta en unas relaciones afectivas nada asertivas en una continua búsqueda de la protección paterna. Querida por sus maestras en las cuales perseguía el afecto materno Hay dos Maria Callas la que conoció el mundo a través de la prensa, y esa mujer solitaria impregnada de un hondo dolor por no sentirse querida. Un drama que se manifestó en su lucha con la alimentación y el sobre peso. Motivo que genero un problema mayor de autoestima, compensado a posterior por un carácter tempestuoso con sus rivales, y muy especialmente con Renata Tebaldi.

Una artista integral con cualidades innatas, desarrolladas con un trabajo de catorce horas diarias para cada presentación. Su vida privada estuvo muchas veces tocada de la infelicidad producida por ese  sentimiento de no sentirse amada, y mas aun rechazada o humillada. Un dolor  transmitido en sus interpretaciones de sus heroínas trágicas. Una mujer asombrosa capaz de llegar a un público que nunca se intereso por el género. Conocía profundamente la música interpretada donde prevalecen los sonidos armónicos. Un trabajo del alma y los oídos donde te transporta a otro plano de la sensibilidad.

Al principio de su carrera como cantante no le dio gran importancia a su físico, luego, cambio y se esmero en ser un modelo para la mujer de la década de los cincuenta. Una meta alcanzada para consolidar su carrera, su máxima ambición. Al cantar tenia una sensación de tranquilidad y dominio que se transmite en su interpretación. Se sabia de memoria su papel, y el de sus compañeros. La minusvalía de su miopía la transformo en uno de los secretos de su mágica interpretación. Por no ver al director de la orquesta se desprendió por completo en su capacidad de interpretación. Tenía una absoluta libertad de movimiento en el escenario y un gran realismo a su actuación.

¿Que hay en esta voz que me conmueve desde mi infancia? En ella se produce una fotocopia de la música, una perfección que comunica un mensaje, especialmente el dolor, el abandono, la desesperanza y la locura. Lograba un profundo conocimiento del texto que cantaba, trabajando cada momento de la partitura. En el escenario se transformaba en un gigante dominado por el personaje en una interpretación única atada por un gran sentido artístico con expresiones muy fuertes. Para Maria Callas: mientras mayor son los aplausos, mayor es el miedo, el compromiso, frente a la responsabilidad.

Entre Luciano Visconti y Maria Callas se generó una gran admiración y afecto, el cual se transformo en un trabajo conjunto. Gracias  a él llego a ser mucho más delicada, mucho mas fina, para expresar con un movimiento una idea y un uso maravilloso del gestual de las manos. Visconti le propone el movimiento expresivo con las manos, y ante su inseguridad le susurra: anda y actúa. No solo cantaba, era una gran actriz Cada opera de Maria Callas era una interpretación, Un trabajo minucioso con la partitura para encontrar el sentido de la frase musical, para afirmar: Uno debe escuchar la música, ya el compositor ha pensado eso. Al escuchar con tu alma y tus oídos encontraras cada gesto.

Supo interpretar la angustia de la mujer abandonada, la historia de una pasión. En sus gestos de actriz trágica nunca de abandono en movimientos desordenados. A sus alumnos les aconseja: Antes de cantar una frase tienes que prepararla con la cara y ofrecerle al público y luego la interpreta. Esa es la belleza del “bel canto”. Se inspiraba en la música escrita por el autor y ella la articulaba. No era solo una dicción perfecta, su forma de enfatizar la palabra, acentuarse en la consonante para después abrir la vocal. Dotada de la capacidad de cantar el recitativo a la perfección. Tenía un sentido arquitectónico que le indicaba con toda precisión qué palabras debía acentuar en una frase musical y cuál era la sílaba exacta que había que subrayar en esta palabra

En ciertos aspectos de su vida era de una modernidad desconcertante y se convirtió en la cantante mejor pagada en la historia de la humanidad, gracias al ambicioso trabajo de su marido. Una imagen publica envuelta en los diseños de Coco Chanel, eje del huracán de las intrigas de la prensa del corazón, a lo cual ella respondió: Me han llamado de todo, pero nadie ha podido decirme indisciplinada. La voz es un instrumento muy difícil de dominar por que tiene que ver con los sentimientos humanos, si logras dominar ese instrumento y transmitiremos colores es una especie de droga para ti. Un reto y al trasmitirlo al publico logras esa embriaguez Te sientes embriagada y lo transmites Me siento una privilegiada Hay que buscar siempre algo mas expresivo que una simple nota.

Lograba alcanzar con su voz una tristeza y ternura infinita, capaz de llegar igualmente a una dureza extrema, y al controlar su voz mantenía en su subconsciente toda la tragedia griega. Durante un periodo muy breve de diez años domino el escenario de los grandes teatros de opera. Maria Callas se transformo en un ídolo demandado por la sociedad de la década de los cincuenta.

Pero, ¿dónde estaba la magia de María?  Para Zeffirelli: La magia de la Callas es una cualidad que tienen pocos artistas, algo especial, diferente. Hay muchos artistas muy buenos, pero muy pocos que tengan este sexto sentido, esa cualidad extraordinaria. Es algo que los eleva de la tierra y los transforma en semidioses. La Callas la tenía. Cuando Maria sube a un escenario o empieza a hablar de su trabajo o se pone a tararear una melodía, inmediatamente adquiere esta cualidad adicional. Para mí Marìa es siempre un milagro. No se la puede comprender ni explicar. Maria puede girar de la nada al todo, de la tierra al cielo. ¿Qué es lo que tiene esta mujer? No lo sé, pero cuando se realiza el milagro, Maria es un nuevo ente, es como si poseyera una nueva alma…Era música viva, la ilustración perfecta de la música. Ningún director se lo había enseñado, era un don innato, la forma de crear el gesto exacto, el momento para hacer el movimiento preciso.

Una tipología vocal muy peculiar, difícil de clasificar, tanto por su particular timbre de voz, que no era bello según los cánones de belleza de la época, como por sus agudos a veces chillones y graves ásperos pero con una sorprendente capacidad de matizar, lo que ha llevado a algunos críticos a considerarla como  una clase de cantante-actriz dramática, pero capaz de ejecutar agilidades. Su voz es penetrante da la impresión de sequedad, aridez. Le faltaban esos elementos que se describen como aterciopelados o barnizados. En compensación, su timbre es incisivo; diría que ese filo metálico en su voz ocupó el lugar del barniz. Su técnica, trascendente, le permitió abordar estilos tan distintos. Sus mayores triunfos fueron Norma, Medea Anna Bolena, Lucia di Lammermoor, La Traviata y Tosca.

La pérdida de la voz trastocó la existencia de Maria  Callas. El fracaso amoroso es el destino común de toda mujer, pero María perdió el instrumento de su arte. Ésa fue su verdadera tragedia final, unido  aun hondo  sentimiento de desaliento afectivo. Atravesó al final de su vida un momento de gran soledad, pero una soledad orgullosa, al perder su voz, había perdido toda razón para mostrarse en público. Un drama insuperable en su constante y desesperada búsqueda de la perfección artística.


María Callas, la amante secreta de mi padre.

Luisa Helena Calcaño Gil
Sus Coordenadas:
Facebook: Luisa Helena Calcaño Gil

 

Sumate-Conectate
Escríbenos y registrate
Instagram
Pinterest
Facebook
Facebook
Google +
Google +
http://www.sumandoven.com.ve/2016/05/02/ese-dolor-de-maria/

Autor entrada: sumandoven.admin