Los Muros

En la antigüedad los reinados, aldeas, poblados erigían muros muy grandes a su alrededor. La finalidad, proteger a sus habitantes de los peligros que acechaban fuera de ellos. Hoy en día, los muros no son tan tangibles en algunos casos, pero los sigue habiendo: procesos de legalización migratoria, reglas, normas, leyes y más.

Pero a esos muros no me estoy refiriendo. Siguen habiendo muros intangibles, pero no para evitar que personas entren en países, ciudades, clubes, escuelas... Hay muros que cada uno de nosotros construye con ladrillos de creencias limitantes, valores mal interpretados, mecanismos de defensa que han funcionado ante situaciones adversas. Cada una de esas circunstancias, esas reacciones o esos momentos; constituye un ladrillo que añade al muro. Cada ladrillo se va colocando alrededor de nuestro perímetro, alrededor del espacio personal de cada uno, generando una especie de pozo desde abajo hacia arriba en el cual no salimos del fondo y nos aislamos cada vez más del entorno que nos rodea.


En cambio, mi postura es de derrumbar esos muros. Todo depende del punto de vista y el enfoque que se dé a las cosas. Si tengo presente que las personas a mi alrededor me harán daño y no merezco cosas buenas, eso sucederá. De lo contrario, si estoy consciente de que existen diferentes circunstancias en las que puedo salir herido, o que depende de mi esfuerzo obtendré un resultado igualmente merecido.


Así sucede con esos ladrillos de creencias, valores o paradigmas que se van acumulando en el muro. Los muros están construidos, con intención o no, se ha ido creando este muro alrededor de cada uno. Sin embargo, como la mayoría de las cosas e la vida, estos son temporales y es posible irlos derribando poco a poco, ladrillo a ladrillo.

A transformar una creencia limitante en potenciadora, en vez de decir “no puedo hacer eso”, tratar de decir “no lo había intentado antes”. En vez de cerrarme en mi interpretación de mis valores y paradigmas, permitirme ver las cosas desde otro punto de vista. Allí se van reduciendo esos muros y se va alcanzando a ver que hay más allá de ellos. En vez de sentirme sin oxígeno por la falta de espacio a mi alrededor generado por esos muros, abrir las ventanas de las oportunidades, del aprendizaje, de la flexibilidad en los cuales me permito vivir de una manera abierta los acontecimientos que suceden en mi vida y recibir con gratitud, el aprendizaje que ello conlleva.


Mi invitación es a desmontar esos muros que día a día nos aíslan y no dejan percibir la belleza del mundo de diferencias que existe alrededor de nosotros. Te invito a quitar un ladrillo a la vez, a tu ritmo y a tu manera, y te permitas ver qué hay más allá de aquellos muros que nadie sino tú has construido.


Ing. Miguel Urbina
Sus Coordenadas:
Twitter: @urbinamcoach
Instagram: @urbinamcoach

Sumate-Conectate
Correo
Instagram
Pinterest
Pinterest
Facebook
Facebook
Google +
Google +
http://www.sumandoven.com.ve/2016/06/22/los-muros/

Autor entrada: sumandoven.admin