Despertar consciente

Actualmente casi toda persona; en especial en nuestra cultura desea cambios y mejoras inmediatas en su vida diaria, algunos con esfuerzo o trabajo duro, perseverancia y constancia, yoga no escapa de estos adeptos, siendo una de las alternativas más oportunas para el cambio.

Deseamos mejorar,  pero nuestro esfuerzo es insuficiente, debemos dar lo mejor de nosotros para que esto se materialice y así obtener resultados proporcionales a nuestro empeño y dedicación. Existen momentos donde queremos esa mejora, pero nos resistimos al cambio.

En Yoga queremos relajarnos y calmar nuestra mente, pero dejamos que nuestros pensamientos, problemas y emociones, nos acompañen, perturben y controlen, permitimos que esas vivencias del pasado, miedos, limitaciones obstáculos o fantasías que son solo una percepción personal se hagan presentes, y es allí; donde nos detenemos un momento y evidenciamos que nuestros obstáculos se encuentran en nuestra mente y no en el cuerpo físico, Si nos hacemos consciente de nuestro momento presente, tendremos la libertad de elegir si sentirnos bien o mal.


La mente puede ser un gran regalo para nosotros, es como oro puro, pero su pureza innata está cubierta por una combinatoria de emociones conflictivas, circunstancias kármicas, oscurecimientos intelectuales y hábitos de negativismo o positivismo, ella tiene un inherente sentido de movilidad y estabilidad. Por lo tanto; en la práctica de yoga o espiritual se busca entrenarla.

¿Y cómo entrenar la mente?  El entrenamiento comienza con la concentración, con la remoción de hábitos negativos y de venenos mentales, permitiéndole revelar la naturaleza pura y absoluta. En Yoga, para su entrenamiento se busca mantener atención concentrada en la respiración, en sentir tu cuerpo, en dirigir la atención consciente al objetivo que desea en el presente, sin que sea interferida por ideas parásitas y distractoras. Por naturaleza la mente es vagabunda y vaga errantemente,  por lo que debemos hacer  énfasis en despertar nuestro consciente y trabajar sobre el control y la calidad de nuestros pensamientos.


Nuestro despertar nos ofrece la oportunidad de emprender este proceso de cambio, de purificación y descubrir el amor, la compasión, ecuanimidad y alegría que surgen espontáneamente de la naturaleza fundamental de la mente.

Si esto se comprende bien, al realizar la sadhana o “practica espiritual”, desde el principio tal vez esta sea estable. La estabilidad física establecerá la estabilidad mental. La estabilidad mental se compone de una estabilidad mental y una emocional. Con una mente estable, existirá un sueño estable, una vida estable, y al despertar se debe iniciar el día con una mente equilibrada, porque permitirá entender las instrucciones correctamente para obtener los cambios esperados. Existen situaciones difíciles, pero  alguien que tiene control sobre el funcionamiento interno de la mente asumirá o afrontará sus experiencias de sufrimiento, pérdidas, adversidad y enfermedad, con mayor firmeza y equilibrio, con actitud positiva, efectiva y racional.

Entrena tu mente, despierta tu conciencia y  vive el presente.


Daniela Bastida
Danielayuvayoga@hotmail.com

Sus Coordenadas:
INSTAGRAM: @yuvayogadanielab
FACEBOOK: Daniela Yuvayoga

 

Sumate-Conectate
Correo
Instagram
Pinterest
Pinterest
Facebook
Facebook
Google +
Google +
http://www.sumandoven.com.ve/2016/10/03/despertar-consciente/

Autor entrada: sumandoven.admin