El poder oculto del titiritero

Nosotros los seres humanos viviendo ocupados en nuestro quehacer diario, permitimos a nuestra mente hipnotizarnos con toda clase de pensamientos y emociones, que se convierten al final en el mayor obstáculo para experimentar la realidad, entendiendo como tal, aquello que perciben nuestros ojos, entrenados para ver solo en tercera dimensión.

Ese compulsivo pensar, esa aparente imposibilidad de detener la mente,  ese ruido incesante del que no nos damos cuenta, nos roba la oportunidad de encontrar el reino interno, el silencio y la paz que esencialmente somos.

Si partimos de la premisa de que somos espíritus viviendo temporalmente una experiencia física, la identificación con la mente crea una pantalla de conceptos, juicios e imágenes que nos hace creer en una ilusión, entre “yo” y el mundo, entre “yo” y Dios, y nos hace percibir el presente a través de nuestras memorias inconscientes del pasado.

La mente es un instrumento maravilloso cuando podemos usarla correctamente,  sin embargo, nuestro drama, desconocido para la mayoría, es que no sólo la usamos incorrectamente, sino que ella nos usa a nosotros y de manera hipnótica, nos hace creer que somos ella.

Es la misma relación que tiene el Titiritero con sus muñecos.

El principio de libertad, utilizando el ejemplo de los títeres, es poder observar al Titiritero y elegir  no seguir siendo manipulados.

Cuando esto sucede, un nuevo nivel  de consciencia se activa, y algo, hasta ahora desconocido, comienza a despertar.

Hernán Iturbe Decán  09/11/2016
hjiturbe@gmail.com
Sus Coordenadas:

FACEBOOK: Hernan J. Iturbe Decán

Sumate-Conectate
Correo
Instagram
Pinterest
Pinterest
Facebook
Facebook
Google +
Google +
http://www.sumandoven.com.ve/2016/11/09/el-poder-oculto-del-titiritero/

Autor entrada: sumandoven.admin