Yoga y la Atención

Nos somos conscientes de hasta qué punto es necesaria la atención en todos los ámbitos de nuestra vida, y con toda la razón se ha considerado siempre una función de la mente esencial, que nos permite percibir, darnos cuenta, captar y, en suma conectar con lo que sucede a cada momento.

Sin atención todo pasa desapercibido, todo pierde su brillo, su relevancia, su significado, nos volvemos mecánicos, repetitivos, insensibles y pocos creativos. La atención es una energía muy poderosa.

A mayor atención, más conciencia. Y para hacernos consientes debemos trabajar la atención.

Yoga trabaja la atención concentrada, permitiendo ser más reflexivos, alertas y desarrollando una capacidad correctora de las emociones y procederes negativos. La mente, por falta de atención en el momento presente, se cuelga en el pasado y con el entrenamiento adecuado en yoga se consigue una alta calidad de la atención, la mente se ordena y se limpia, todo lo que se percibe puede orientarse hacia el fomento de una vida interior más rica, orientados a dirigir mejor la imaginación, se aprende a hacerla más creativa y constructiva.

En Yoga, la atención unifica la mente a su vez que la calma, desarrolla el potencial de la voluntad, reeduca el carácter, se aprende a confiar en uno mismo, a tener más fortaleza interior, canalizar mejor las energías, desarrollar la concentración y a disponer de un entendimiento más correcto. A través de la atención se despierta la conciencia,  esclarece el entendimiento y permite ver lo que es tal cual es, más allá de juicios y perjuicios, condicionamientos, tendencias latentes o viejos patrones.

Muchas veces los problemas están en la mente, que no sabe fluir o su escasa atención; añade desdicha a la desdicha y tensión a la tensión. Si la mente del ser humano estuviera sana, equilibrada y prestara más atención el mundo sería completamente diferente. *La mente es el mundo y el mundo es la mente*. La mente es la precursora de todos los estados, añade sufrimiento al sufrimiento, se perjudica a sí misma y provoca dolor en otras criaturas, creándolo de un modo innecesario y gratuito debido a sus tendencias nocivas subyacentes, a su ignorancia básica, a su falta de cordura y de visión clara, a su egoísmo cerebral, pero todo esto se puede evitar cuando incorporas a tu vida un sistema de yoga que permite tener una mente clara y compasiva.


Daniela Bastidas
Danielayuvayoga@hotmail.com
Sus Coordenadas:

INSTAGRAM: @yuvayogadanielab
FACEBOOK: @yuvayogavenezuela

Sumate-Conectate
Correo
Instagram
Pinterest
Pinterest
Facebook
Facebook
Google +
Google +
http://www.sumandoven.com.ve/2017/01/09/yoga-y-la-atencion/

Autor entrada: sumandoven.admin