¡La crueldad del hombre!

Amadísim@s  lector@s:

Con el transcurrir de esta última década y cada vez con mayor frecuencia, oímos decir que el mundo está pasando por una crisis sin precedentes, que la falta de valores, de ética y de moral nos está llevando por un espiral descendente hacia el caos y la anarquía.

Ciertamente, nuestra época se ha enfocado obsesivamente sobre el mal existente, hablando, oyendo y escribiendo sobre atrocidades que parecen escalar tanto en frecuencia como en gravedad. Pareciera que ante tanta evidencia, nos viéramos obligados a catalogar al hombre como un ser esencialmente cruel.

La Biblia nos dice que el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios, entonces si Dios es infinitamente bueno, y no tiene forma física, presumimos que esa semejanza con la imagen de Dios debe referirse a lo interno, al Ser que somos en esencia y que vive una experiencia temporal de cuerpo.

Así podríamos concluir que es en nuestro interior donde se debe producir el cambio que nos permita deshacer los obstáculos que nuestra condición humana ha puesto para opacar el resplandor del Ser que es nuestra herencia divina.

Cuenta una vieja leyenda que en una ocasión un anciano quiso  sacar del agua un escorpión que se ahogaba, pero cada vez que intentaba ayudarle, éste le respondía tratando de herirlo con su aguijón.  Un joven que pasaba por el lugar presenció la escena y le preguntó al anciano:

¿Es que no puedes darte cuenta de que el escorpión no cesará en su empeño de herirte cada vez que trates de ayudarlo?

A lo que el anciano contestó:

La naturaleza del escorpión es herir con su aguijón, no puede cambiar la mía que es ayudar.

Efectivamente, la naturaleza del hombre es ayudar, compartir, reír, amar y éste año nuevo también seguiremos con el empeño de escribir acerca de las cualidades que constituyen nuestra herencia divina como extensiones del amor de Dios. Seguiremos haciendo el esfuerzo para destacar la bondad esencial del hombre.

El mundo está lleno de seres humanos nobles que luchan diariamente por ser mejores, por conectarse con su Divinidad y aunque fallen mil veces se levantan otras mil para seguir adelante.

Cuento con ustedes, amig@s querid@s, para que juntos pongamos nuestro granito de arena para demostrarle al mundo que la oscuridad no tiene existencia real porque desaparece al llegar la luz.

Feliiiiz 2017!


Hernán Iturbe Decán
hjiturbe@gmail.com
Sus Coordenadas:

FACEBOOK: Hernan J. Iturbe Decán

Sumate-Conectate
Correo
Instagram
Pinterest
Pinterest
Facebook
Facebook
Google +
Google +
http://www.sumandoven.com.ve/2017/01/19/la-crueldad-del-hombre/

Autor entrada: sumandoven.admin