Yoga y Polaridad

Ley de polaridad consiste en que todas las cosas tienen su opuesto, es decir todo tiene dos polos; por un positivo existe un negativo. Los opuestos son idénticos en naturaleza, pero en grados diferentes.  “Kybalion”.

Los altibajos por los que pasamos durante nuestra vida no se pueden eliminar, pero se pueden tratar de mantener en un balance. Cuando algo nos disgusta, usamos la ley de polaridad para movernos a lo que nos gusta. De izquierda a derecha, del temor a la Fe, del odio al amor y de lo negativo a lo positivo.

Las viejas paradojas, que han dejado siempre perplejas la mente de los hombres, son explicadas por una comprensión de este principio. El hombre ha reconocido siempre algo similar a este principio, y se ha esforzado por expresarle por dichos, máximas y aforismos tales como el siguiente: «Todo es y no es, al mismo tiempo»; «todas las verdades no son sino medias-verdades»; «toda verdad es medio-falsa»; «hay dos lados para todo»; «hay un reverso para todo escudo», etc.

Bueno y malo no son absolutos; llamamos a un extremo de la escala bueno y al otro malo, o a un extremo bien y al otro mal, de acuerdo con el uso de los términos. Y así es en el plano mental. «Amor y odio» son considerados generalmente como cosas diametralmente opuestas una a la otra, enteramente diferentes, irreconciliables. Pero aplicamos el principio de polaridad; encontramos que no hay tal cosa como amor absoluto u odio absoluto, como distintos uno del otro. Los dos son meramente términos aplicados a los dos polos de la misma cosa. Empezando en cualquier punto de la escala encontramos «más amor», o «menos odio», conforme ascendemos la escala; y «más odio» o «menos amor» conforme descendemos -siendo esto verdad no importa de qué punto, alto o bajo, podamos comenzar-. Hay grados de amor y odio, y hay un punto medio donde «gusto y disgusto» se vuelven tan débiles que es difícil distinguir entre ellos.

Coraje y miedo caen bajo la misma regla. Los pares de opuestos existen en todas partes. Donde encontráis una cosa encontráis su opuesto, o sea los dos polos. Lo importante es que cuando sean muchos los negativos o lo malo, debes tratar de aumentar los positivos. Ya sea con tus pensamientos, tus acciones, o realizando alguna actividad. Yoga es una alternativa para muchos hoy en día, ya que les permite lograr dicho equilibrio.

Yoga a través de sus técnicas y disciplina fomenta e invita a que las personas que están continuamente quejándose por todo, continuamente enfadadas, criticando, juzgando, etc., que están por principio de polaridad en el polo negativo, a cambiar o a hacerte consciente e ir hacia el polo positivo, sintiéndose siempre seguras, satisfechas, felices, agradecidas con su vida, comprensivas con la humanidad, etc.

¿Cuántas veces has escuchado eso de "Los problemas nunca vienen solos"? ¿A qué crees que se refiere? Las personas que están en el polo de la negatividad van a estar rodeadas de apariencias de problemas, rodeadas de enfrentamientos, en definitiva de sufrimiento.

La Ley de la polaridad es el mecanismo por medio del cual el universo mantiene su estado de equilibrio. Podemos comprenderla simplemente observando el fluir de todo lo que nos rodea.  A nivel subconsciente nuestro cuerpo sabe, nuestras reacciones involuntarias siempre unifican la polaridad para obtener mejores resultados. Si intentas saltar hacia arriba, tu cuerpo toma el impulso yendo primero hacia abajo. Si llorando llegas hasta el final de tus lágrimas entonces reirás; y si riendo alcanzas el extremo de tu risa entonces llorarás. Si te duchas con agua fría saldrás con calor, pero un baño con agua muy caliente te producirá frío. El abuso de comida te conducirá a una dieta estricta, y la dieta estricta  de vuelta al abuso de comida. Hemos salido a explorar el espacio exterior y se nos han revelado los misterios ocultos de nuestro propio mundo, mientras que los hombres sabios buscan dentro de sí mismos y pueden llegar a percibir el universo entero.

En Yoga se tiene presente esta Ley a la hora de realizar los ejercicios conforme al día de la semana, porque existe un predominio de polaridad positiva o negativa que debe ser observada al iniciar cada ejercicio, a fin de armonizarnos con las leyes de la naturaleza y de cosmos.

Afirma El. Dr. De la Ferriére: los días negativos y de carácter positivo son aquellos regidos por los planetas “femeninos” o sea, Luna (Lunes), Mercurio (miércoles), y Venus (viernes), es entonces cuando iniciamos los ejercicios por el lado izquierdo. Y en los días positivos y activos, que son regidos por los planetas “masculinos”: Marte (martes), Júpiter (jueves) y Saturno (sábado), iniciamos los ejercicios por el lado derecho del cuerpo. El domingo, regido por el Sol, que es de naturaleza mental, escogemos el lado que necesite un mayor fortalecimiento.

El bienestar total del ser humano es el equilibrio perfecto de su estado de salud mental, emocional, espiritual y física. Bueno y malo coexiste dentro de nosotros del mismo modo en que a nuestro alrededor las energías positivas y negativas circulan juntas de forma permanente. Si atraes y retienes energías negativas, tu hogar pierde el equilibrio y se torna oscuro y frío; si intentas atrapar sólo la energía positiva también logras un desequilibrio: debes aceptar ambos polos por igual, y liberarlos para que fluyan de acuerdo a su ritmo particular.

Aceptar y aplicar el Principio de Polaridad en el mundo a nuestro alrededor se basa en reconocer la realidad de las cosas por lo que son y no por lo que queremos que sean. No rechazar la idea de un lado negativo, sino aceptarla y no intentar cambiarla. Tomar las cosas (las personas, las situaciones) por lo que son, buscando apreciarlas y disfrutarlas, aprender de ellas lo que sea posible, y liberarlas.


Daniela Bastidas
Danielayuvayoga@hotmail.com
Sus Coordenadas:

INSTAGRAM: @yuvayogadanielab
FACEBOOK: @yuvayogavenezuela"

Sumate-Conectate
Correo
Instagram
Pinterest
Pinterest
Facebook
Facebook
Google +
Google +
http://www.sumandoven.com.ve/2017/02/20/yoga-y-polaridad/

Autor entrada: sumandoven.admin