Reconociendo tus adicciones

Para iniciar el trabajo de liberarnos de una adicción, tenemos que reconocer que somos adictos. Hasta que esto no ocurra el poder de la adicción en nuestra vida seguirá intacto.

Nuestra personalidad (El Ego) tiende a racionalizar las adicciones y nos la presenta disfrazada con un traje de colores vistosos, lo que las hace a primera vista beneficiosa y hasta deseable.

Una persona adicta al alcohol, por ejemplo, tratará de convencerse a sí misma de que emborracharse es una manera de relajar las tensiones, de divertirse o de aliviar el stress luego de un agitado día de trabajo….. haciendo de la adicción algo constructivo y necesario.

Una persona adicta al sexo tratará de convencerse a sí misma de que los encuentros sexuales casuales no implican ningún riesgo, que son expresiones de amor y cercanía y que representan actitud vanguardista y evolucionada hacia la sexualidad, por lo que es no solo permisible sino también deseable tener esa manera de relacionarse.

La adicción tiene elementos como el magnetismo y el temor que la caracterizan, lo que dificulta la labor de reconocerla. A estos factores se une nuestra natural resistencia al cambio, a dejar ese hábito que nos causa placer, pero que es diferente a la atracción.

Las atracciones son una parte placentera de la vida que una vez satisfechas, podemos pasar esa página sin mayores consecuencias. Esa característica no se aplica a las adicciones.

La única manera de salir de una adicción es hacernos conscientes de las consecuencias de nuestras decisiones y tomar acción en base a esa toma de consciencia.

Cuando sientes la adictiva atracción hacia el sexo, alcohol, drogas o hacia cualquier otra cosa (hay adicciones a la queja, al chisme y la maledicencia, a robar, a mentir, a la calumnia, etc.) te colocas entre dos mundos: el de tu yo inferior y el de tu yo superior.

Tu yo inferior es tentador porque no es responsable ni disciplinado…. y te llama…. y te tienta.

Tu yo superior es más responsable y cuidadoso, más amoroso, más inteligente, más sano y maduro y te muestra ante la tentación de tu yo inferior, las oportunidades de vivir una vida consciente versus darte el permiso inconsciente de actuar sin consciencia y correr con las consecuencias.

¿Cuál escoges?


Hernán Iturbe Decán
hjiturbe@gmail.com
Sus Coordenadas:

FACEBOOK: Hernan J. Iturbe Decán

Sumate-Conectate
Correo
Instagram
Pinterest
Pinterest
Facebook
Facebook
Google +
Google +
http://www.sumandoven.com.ve/2017/02/24/reconociendo-tus-adicciones/

Autor entrada: sumandoven.admin