¿Qué es la inteligencia espiritual?

El término Inteligencia Espiritual  fue acuñado por dos investigadores, Dahar Zohar profesora de la Universidad de Oxford e Ian Marshall psiquiatra de la Universidad de Londres. Ambos llevaron a cabo investigaciones que demostraron que las personas que cultivan esa forma de inteligencia, la última que ha sido explorada hasta el presente, son más abiertas a la diversidad, tienen una gran tendencia a preguntarse el por qué y el para qué de las cosas, buscan respuestas fundamentales y además son capaces de afrontar con valor las adversidades de la vida. Según su perspectiva, las personas espiritualmente inteligentes buscan una concepción del mundo, tienden a valorar sus acciones y sus opciones de vida.

El ser humano tiene habilidad para elaborar herramientas y ecuaciones, para desarrollar sofisticadas técnicas y tecnologías, pero también interpretar el sentido de un símbolo, de una parábola, de un rito y de un mensaje religioso.

La creencia religiosa es una manifestación, un desarrollo de la inteligencia espiritual que consiste en la adhesión a un tipo de verdades que como no pueden ser demostradas racionalmente, son objeto de fe.

La creencia es una cuestión de voluntad pero también de inteligencia. José Ortega y Gasset indicaba que todo ser humano por el mero hecho de serlo, vive en unas determinadas creencias sean estas religiosas o no. La disponibilidad a creer se debe a esta forma de inteligencia que hay en él.

La inteligencia espiritual es propia y característica de la condición humana y además posee un carácter universal.

Todo ser humano, más allá de sus características externas o internas, posee ese tipo de inteligencia a pesar de que puede hallarse en grados muy distintos de desarrollo.

Lo propio de la dimensión espiritual es la salida de si, la penetración en la estructura de las cosas. Es lo que permite el fluir. La vida espiritual es fluidez, donación, apertura.

En nuestras sociedades se requiere el cultivo de tal dimensión pues están dominadas por la velocidad y el funcionalismo.

Se muestran incapaces de procurar una visión global de la existencia humana y la consecuencia final de ello es la frustración y el vacío.

Como decía Agustín de Hipona (San Agustín) “somos seres finitos abiertos al infinito, seres efímeros abiertos a la eternidad, seres relativos abiertos al absoluto”.

Esta apertura es consecuencia de la inteligencia espiritual de la forma mas elevada de inteligencia que se ha generado a  lo largo de la evolución.


Hernán Iturbe Decán
hjiturbe@gmail.com
Sus Coordenadas:

FACEBOOK: Hernan J. Iturbe Decán

Sumate-Conectate
Instagram
Pinterest
Pinterest
Facebook
Facebook
Google +
Google +
http://www.sumandoven.com.ve/2017/04/20/que-es-la-inteligencia-espiritual/

Autor entrada: sumandoven.admin