SADEL POR SIEMPRE

Hoy, 27 de Junio de 2017, se cumplen veintiocho (28) años del fallecimiento de Alfredo Sánchez Luna, conocido mejor como ALFREDO SADEL o simplemente SADEL, (SAnchez - GarDEL).

He querido hacer un pequeño paréntesis en mis escritos para esta página, los cuales hasta ahora, han sido referidos a programas de televisión, más no a personas. Ello, para brindarle un pequeño homenaje desde esta tribuna a quien, creo, merece ser recordado siempre por muchas razones, las cuales por supuesto sería imposible resumirlas en un solo artículo, por lo que confieso que fue “fácil y difícil” al mismo tiempo escoger lo que escribiría sobre SADEL. Fácil, por tanto que se puede hablar sobre  el personaje y difícil por preguntarme ¿qué aspectos considero para tratarlo en tan poco espacio?

Como todos los artículos anteriores han estado referidos a programas de Radio Caracas Televisión, decidí esbozar un primer aspecto referido al paso que tuvo Alfredo Sadel  por esta televisora. Debo decirles que Sadel fue el “invitado de honor”, traído especialmente por el canal para su inauguración el 15 de noviembre de 1953.Para ese entonces, se encontraba en New York cumpliendo compromisos como cantante.

Por otra parte, Alfredo Sadel, en los años 1955 y 1957 llegó a tener su propio espacio dentro de la televisora y desde 1956 hasta 1961 fue un asiduo participante en el programa musical llamado EL SHOW DE LAS DOCE, animado por Víctor Saume.

1961 fue el año cuando Sadel decide retirarse del canto popular para dedicarse a estudiar canto lírico; y éste es el otro aspecto que deseo resaltar, ya que estando en el tope de la popularidad, en la cumbre  de la idolatría, no solamente en Venezuela, sino en varios países del continente americano, decide entonces: “abandonar todo” para incursionar en un campo donde tal vez la incertidumbre sería el mayor peso que podía tener encima, al dedicarse al “canto lírico”, con todas las implicaciones en contra  que ello implicaba: un “empezar de nuevo”, la edad (31 años) que no era ni es precisamente la ideal para comenzar en estas lides y por último los detractores que seguramente iba a tener por haber tomado esa decisión. Sin embargo, logró lo que quiso: ser un cantante lírico, pero sin abandonar el canto popular. Interpreto lo que le oí en una entrevista radial realizada en sus últimos años de existencia terrenal, donde entiendo y resumo con mis propias palabras lo que quiso decir, palabras más, palabras menos: “con lo aprendido en el campo musical académico puedo vestir de smoking el canto popular, porque mi orgullo es haber sido siempre un CANTANTE POPULAR”.

Por último, quiero decirles que SADEL cantó y grabó muchísimas canciones y tal vez la más significativa de ellas fue una que le compuso especialmente BILLO FRÓMETA, cuya letra al leerla describe perfectamente, para mí, quien fue ALFREDO SADEL. Como anécdota les cuento que la canción fue sometida a la audiencia radial del momento para que, motivado por un concurso, le dieran nombre a la misma; pues, no hubo ganador y decidieron bautizarla con el título de: CANCIÓN SIN TÍTULO.


Podría vivir mil años sin un beso, vivir eternamente sin amor, pero jamás podría ni un instante, callar dentro del alma mi canción………………………por eso yo en mi vida, me pasaré cantando……………..y cantando cantando, pasaré por la vida y será mi existencia una eterna canción.

 

 

Oswaldo Delgado
Sus Coordenadas:
Facebook: Oswaldo Delgado

Sumate-Conectate
Escríbenos y registrate
Instagram
Pinterest
Facebook
Facebook
Google +
Google +
http://www.sumandoven.com.ve/2017/06/27/sadel-por-siempre/

Autor entrada: sumandoven.admin

3 thoughts on “SADEL POR SIEMPRE

    Oswaldo Delgado Marín

    (29 junio, 2017 -7:56 pm)

    Muy buena su extensión Sr. Jorge.Sólo dos detallitos. 1)Ese primer disco que grabó y que por cierto, no fue comercial, contenía efectivamente el tema Desesperación pero el otro tema no fue el Diamante Negro sino el tango Trenzas.2) En “Martín Santo,El Llanero, la actriz mejicana que lo acompaña no es María Victoria,es Lorena Velázquez y actúa también, además de Adilia Castillo, la actriz venezolana Hilda Vera. Saludos y gracias por los comentarios que enriquecen el conocimiento sobre EL TENOR FAVORITO DE VENEZUELA,Alfredo Sadel.

      jorge pérez

      (1 julio, 2017 -5:15 pm)

      Don OSwaldo, gracias, lo que pasó es que quise decir que en la canción Ay Ay Ay Maria Victoria cantó con:Rosita Quintana ,Julio Aldama, Javier Solis y Evangelina Elizo, en la película tres balas perdidas. En la otras películas que trabajó cantó con Miguel Acevas Mejías. No sabía que tambien trabajó con Doña Adilia Castillo la gran actriz venezolana Doña Hilda Vera, gracias por la información.

    jorge pérez

    (28 junio, 2017 -4:56 pm)

    Los amantes de la música de nuestra época deben de acordarse de este cantante San Juanero ( nació Caracas en la parroquia de San Juan). como dice Ud. fué un gran cantante de música popular como lírica, Su primera presentación fue en la Catedral de Caracas, donde cantó el “Ave María” e impresionó satisfactoriamente al público.
    Su formación que empezó en la Escuela Superior de Música de Caracas y continuó a lo largo de su vida en Ciudad de México, Nueva York, Buenos Aires, Barcelona, Salzburgo y Milán e incluían solfeo, piano y armonía.
    Otras habilidades suyas fueron el dibujo y la pintura, siendo sus caricaturas publicadas en dos medios impresos de la época, hoy desaparecidos como el diario La Esfera y la revista humorística Fantoches. Posteriormente, estas habilidades le servirían para trabajar como dibujante en una agencia publicitaria, y con el ingreso devengado ayudaba a mejorar la situación de su hogar. Así, pudo pagar la grabación de su primer disco de 78 RPM, con los temas: el bolero “Desesperación” y el pasodoble “El Diamante Negro”, homenaje al torero Luis Sánchez, así apodado.
    En 1948 firma contrato con la empresa discográfica local Discos Rex para grabar su segundo disco sencillo. Este disco, grabado en un estudio improvisado en los altos del Teatro Municipal, contenía nuevamente el pasodoble “Diamante Negro” y una interpretación instrumental del “Mambo No. 5” de Dámaso Pérez Prado. A pesar de los defectos técnicos de esta grabación, fue un éxito de ventas, ya que fueron vendidas veinte mil copias, lo que marcó el inicio de una ascendente trayectoria musical.
    En 1950 inicia carrera en el cine al participar en las películas; a La Habana me voy, tres balas perdidas, el buena suerte, en cada feria un amor, tú y la mentira ( aquí canta alma llanera interpretada espectacularmente ), el ratón, su carrera en el cine termina con Martín Santos, el llanero, de co-producción Méjicano-venezolana con música de Juan Vicente Torrealba y José E. Sarabia ( Chelique ), en ella Sadel interpreta el vals “Di”, tema expresivo en que hace gala de su voz, allí aparece la actriz venezolana Adilia Castillo, Ay Ay Ay Maria Victoria.
    En 1952, viaja a los Estados Unidos allí actúa en el teatro Chateau Madrid de Nueva York, acompañado por la orquesta de Aldemaro Romero, de quien era amigo. Debuta en el teatro Jefferson de Nueva York, y adquiere gran popularidad. Se convierte en el primer artista venezolano en actuar en la televisión estadounidense al ser contratado y presentado en show del presentador Ed Sullivan, y en otros programas exitosos del país como “Chance of a Lifetime”, y es considerado por la prensa como “El artista latino más popular de la televisión norteamericana”.
    En 1961 se presenta Sadel en el canto lírico con la zarzuela “Los gavilanes”, en el Teatro Nacional de Caracas; ese mismo año se va estudiar a Milán con el fin de perfeccionar su calidad vocal. En este nuevo período de su vida artística participó en el Carnegie Hall de Nueva York en el estreno de la zarzuela cubana, basada de la novela con el mismo nombre, Cecilia Valdez; luego emprendió giras para presentar Rigoleto, El barbero de Sevilla, Carmen, Tosca, La Bohème, La Traviata, El Holandés Errante, Don Pascuale, L’amico Fritz, Don Carlo y otras, por toda América, luego por Alemania, Belgrado, Hungría, Suiza, España y la Unión Soviética (1967 y 1968), fue el primer cantante lírico venezolano en llegar a Siberia y a otras catorce naciones. En Lima, Perú, Sadel y Pepita Embil protagonizaron lo que los peruanos calificaron como las temporadas de zarzuelas más exitosas que se hayan realizado en el país.
    En 1978, volvió a Cuba recibiendo apoyo que lo animaron a grabar de nuevo música popular, entre ella un LP con música de Los Panchos y otro en que rendía su tributo a Carlos Gardel.
    Hizo dúos estupendos, entre ellos con la soprano Alba Marina y otro con Beny Moré, Barbarito Diez
    Canciones que interpretó; el muñeco de la ciudad, el cumaco de san juan, desesperanza, di, canta arpa
    (ésta canción para mi es bellisima y él la canta con un sentimiento único), silverio pérez, josefina joropo, homenaje a los panchos, homenaje a gardel, homenaje ea Agustín Lara,tu tierra es mi tierra, malagueña salerosa,granada, etc.
    Existe una anécdota de Alfredo Sadel con Bartolomé Moré ( Beny Moré) con la canción alma libre contado por Alfredo Sadel: se iba a grabar en los estudios de la CMQ de la Habana en 1955, Alfredo Sadel estaba impaciente porque Beny Moré no llegaba y fué la experiencia más insólita porque Beny llegó con una alegría etílica y sin ensayar empezamos a grabar.

Los comentarios están cerrados.