Que tu autoestima sea 90.60.90

Algunos consideran la autoestima como la llave del éxito e insisten en que,  quien tiene problemas de baja autoestima no logra salir adelante con su vida.  También es cierto y no hay que ser experto para saberlo que nos encanta engrandecer las dificultades y  llenar nuestra vida de drama, ¿Recuerdan a Calimero?  Siempre pensado negativo, creyendo que todo lo malo nos sucede a unos y a otros no. Es cierto, no todos contamos con las mismas oportunidades, ni la misma base económica o preparación, pero aun así, insisto, no hay razón para tener la nubecita encima de la cabeza todo el tiempo.

Hace un par de días leí un post que trataba el tema de los implantes mamarios de una manera jocosa y sarcástica y una asidua del blog, lo leyó y no le gusto,  dejo su comentario indicando lo siguiente: “algunas mujeres acudimos a la cirugía estética por problemas de autoestima e imagen”. Esta frase me sonó como campanita en la cabeza, tengo muchas amigas y primas operadas y nunca pensé, conociéndolas, que tuvieran problemas de autoestima y todavía no creo que los tengan.

Hacerse mamoplastia por “baja autoestima”,  es hacerlo por la razón equivocada, entendiendo que la autoestima es una fuerza que impulsa  hacia la vida, hacia el desarrollo. Según la definición psicológica de YAGOSESKY, Renny.  “La autoestima es la capacidad que tenemos de desarrollar nuestro potencial consiente de nuestras necesidades reales, de amarnos y de confiar en nosotros mismos y así lograr nuestros objetivos, independientemente de las limitaciones que podamos tener o de las circunstancias externas generadas por los distintos contextos en los que nos corresponda interactuar.”

Es decir que,  si la autoestima es una capacidad, es desarrollable, partiendo de conocer y aceptar nuestras necesidades y también del amor propio, reconociendo nuestras debilidades e interactuando con nuestro entorno, aprendiendo en contexto, enfocándonos en el logro de nuestras metas y el bienestar general, con la fuerte convicción de que con lo que tengo basta, YAGOSESKY  también indica, y esta característica me gusto mucho: que debemos tener la sensación de que encajamos y nos queda mucho por dar y recibir.

Lo que trato de decir, es que si desarrollamos nuestras capacidades al máximo y somos incondicionales con nosotras mismas, viviendo orientadas hacia el bienestar, el equilibrio, la salud y el respeto por los demás.  Si logramos amarnos más, respetarnos más o estar más conscientes de nosotros y de la relación que tenemos con todo lo que nos rodea. ¡Ojo! sin llegar a caer en el narcisismo, disfrutaremos de la vida, creceremos personalmente y seremos más positivos. Un par de senos de silicón no harán la diferencia para que  logremos nuestras metas, además de que si la razón de la cirugía es aumentar nuestra “moral o autoestima” es probable que no estemos viendo exactamente nuestra verdadera necesidad, y luego de un tiempo, con nuestro resaltado atributo caigamos nuevamente en la “desvalorización o desestima”.  Revisa la talla de tu autoestima y encuentra otras herramientas, perdurables y verdaderas para que sea eso lo que aumente de tamaño.

 


Hilmar Márquez
Sus Coordenadas:
Twitter: @Hilmiss
Instagram: @ Hilmiss

Sumate-Conectate
Escríbenos y registrate
Instagram
Pinterest
Facebook
Facebook
Google +
Google +
http://www.sumandoven.com.ve/2017/08/30/que-tu-autoestima-sea-90-60-90/

Autor entrada: sumandoven.admin