El dulce alivio de la aceptación

La base de cualquier sufrimiento es la NO aceptación de aquello que estamos viviendo, así cada vez que algo te preocupa o te causa desasosiego, te está indicando que es eso que no aceptas!

La aceptación s libera del sufrimiento. Por ello cada vez que te encuentres manifestando cualquier forma de sufrimiento como: rabia, tristeza, celos, frustración, etc, etc. solo necesitas hacerte una pregunta: ¿qué es lo que no estoy aceptando? Ante esta pregunta, en tu mente aparecerá automáticamente la respuesta.

De allí, pueden surgir dos nuevas preguntas: ¿pero cómo puedo yo aceptar eso? y luego….  ¿cómo puedo yo aprender a aceptar eso?

La aceptación solo puede aplicarse cuando hay comprensión, porque la aceptación no es fe ni se sustenta en una creencia sino en un resultado.

La limitación en cualquier caso, reside solo en tu mente de manera que si puedes comprender que la única causa del sufrimiento es la incapacidad de aceptar lo que sucede, estás lista para liberarte de eso que te agobia.

Por ejemplo: cuando experimento fanatismo es que no estoy aceptando otras formas, caminos, creencias y opciones diferentes a las mías o cuando experimento rebeldía no estoy aceptando la necesidad de adaptarme al medio que me correspondió y también si experimento rencor no estoy aceptando que los demás no tienen la culpa de mis propias experiencias.

Así, cuando previamente logramos aceptar en nuestra mente las situaciones que nos parecen mas difíciles de soportar, las mismas dejan de suceder, puesto que al trascenderla la vida no tendrá mas que enseñarnos a través de ellas.

De manera mis queridas lectoras que con lo único que tenemos que enfrentarnos  para dejar de sufrir es con nuestra propia mente y nuestra propia ignorancia.


@el Observador desapegado

Sumate-Conectate
Correo
Instagram
Pinterest
Pinterest
Facebook
Facebook
Google +
Google +
http://www.sumandoven.com.ve/2017/10/25/el-dulce-alivio-de-la-aceptacion/

Autor entrada: sumandoven.admin