El ego y el libre albedrío

El “yo”, la persona, el ego (que es lo mismo) cree que tiene libre albedrío pero no es así. El libre albedrío del que hablamos aquí, no es el mismo que ese que decide por ejemplo: que ropa voy a ponerme hoy o si voy a comer sushi o pizza….

El libre albedrío al que vamos a referirnos es mucho mas profundo.

El “yo separado” es una entidad inconsciente, es la misma consciencia el “Ser” creyendo que es un personaje con una identidad determinada. Es el “Ser” viviendo un sueño, el sueño de ser alguien.

Este “yo separado” vive como un piloto automático que funciona sobre la base de unos hábitos y patrones ya establecidos y unos condicionamientos mentales que repite una y otra vez.

Es decir “El Ego” no actúa ante las situaciones de la vida sino que reacciona.

No se detiene a discernir cómo  abordar las situaciones, sino que actúa por impulsos.

Reaccionar significa que una persona es impulsada a repetir aquella información que está grabada en su inconsciente, lo que impide poder elegir conscientemente actuar de otro modo.

Por tanto, el ego no tiene libre albedrío porque se pasa la vida reaccionando de manera inconsciente, obedeciendo los impulsos de la mente condicionada.

¿Cómo logar tener libre albedrío?

Para poder dejar de reaccionar con base en las órdenes hipnóticas que se han ido grabando en nuestro inconsciente, creando patrones mentales de comportamiento, es fundamental dejar de seguir los mandatos de nuestra mente reactiva.

Cuando empezamos a observar la voz de la mente y hacemos acciones conducentes a dejar de identificarnos con nuestros pensamientos, empezamos gradualmente a percibir la diferencia entre lo que somos y lo que nuestros pensamientos (patrones mentales) nos dicen que somos. En esencia somos “espíritus viviendo una experiencia temporal de cuerpo”; esa sabiduría yace mas allá de nuestros condicionamientos inconscientes mientras no contactamos esa sabiduría interior, no somos mas que títeres manejados a su antojo por un titiritero (nuestra mente inconsciente).

Cuando somos conscientes, nuestras acciones dejan de ser reacciones y todo lo que hacemos va encaminado a obtener paz interior y así genero igualmente paz a mi alrededor.

La conquista del mundo para la paz, comienza por conquistarnos a nosotros mismos y a nuestros patrones mentales inconscientes que durante siglos han determinado nuestros pensamientos, palabras y obras.

@ElObservadorDesapegado

Sumate-Conectate
Facebook
Facebook
Google +
Google +
http://www.sumandoven.com.ve/2017/11/09/el-ego-y-el-libre-albedrio/
Escríbenos y registrate
Instagram

Autor entrada: sumandoven.admin

Nos interesa tu opinión, deja un comentario