BOSTON  BALCKIE— EL CISCO KID

Una de las primeras series que recuerdo haber visto en la televisión se llamó: BOSTON BLACKIE, trasmitida por Televisa.Su protagonista principal fue Kent Taylor (Boston Blackie); Colier de Lois como Maria Wesley (novia de Blackie) y Orth Franco como el Inspector Faraday.También era protagonista un perrito de nombre Whitey, que no desamparaba para nada al Detective.

Boston Blackie era un ladrón reformado que vivía en Los Ángeles. Asesorado por su ayudante y novia Maria, solucionaba regularmente crímenes de misterio. Era amigo de los que no tenían ningún amigo


¡¡Ohhhh… Cisco!!, ¡¡Ohhh…Pancho!!, con esas frases famosas para nosotros los “chamitos” de esa época, terminaba siempre cada capítulo de esta serie inolvidable: EL CISCO KID, transmitida también por Televisa y que le hacía competencia a otras dos series de vaqueros: Hoppalong Cassidy y Kit Carson.

El personaje Cisco Kid había comenzado a través del medio radial en 1943.La versión televisiva fue protagonizada por un especialista en el cine western de los años 40 (Renaldo Duncan), quien acompañado de Leo Carrillo en el papel de Pancho, fueron una especie de Robin Hood que defendían a los pobres de Nuevo México en contra de los alguaciles corruptos y desalmados negociantes de la frontera*.


Oswaldo Delgado
Sus Coordenadas:
Facebook: Oswaldo Delgado

Sumate-Conectate
Facebook
Facebook
Google +
Google +
http://www.sumandoven.com.ve/2017/12/19/boston-balckie-el-cisco-kid/
Escríbenos y registrate
Instagram

Autor entrada: sumandoven.admin

1 thought on “BOSTON  BALCKIE— EL CISCO KID

    jorge pérez

    (19 diciembre, 2017 -8:26 pm)

    Buenas noches Don Oswaldo, esos programas son de mi época, me acuerdo que pancho siempre hablaba y muchas veces enredaba las cosas y cisco lo corregía después decía su palabra ¡¡Oh… Cisco!!, ¡¡Oh…Pancho!!, también me acuerdo de las películas de vaqueros de Hoppalong Cassidy y Kit Carson. De la
    serie boston blackie me acuerdo era el nombre de blackie y de su perro ,

Nos interesa tu opinión, deja un comentario