El cambio en mi vida.

Hace algunos días recibí una llamada de una ex compañera de trabajo, digo esto porque realmente no somos las mejores amigas, solíamos trabajar juntas, de vez en cuando conversar o almorzar pero  no llegamos a hacer amistad más allá de esos momentos. Cuando atendí el teléfono me dijo: “Hola, necesitaba una sesión de coaching contigo. Quería platicarme sobre su situación incómoda en el trabajo y de cómo a través de una de mis amigas había seguido consejos míos.

Digamos que ella está muy clara en lo que desea hacer, está segura de que amerita un cambio, de hecho me dijo “el cambio lo tiene uno en las manos, y ya ando en eso”. También me dio las gracias porque de manera indirecta la he ayudado (yo no sabía eso).

Cuando nos damos cuenta de que necesitamos avanzar no hay para donde agarrar más que para adelante, ya que el cambio, aunque suene trillado, es lo único constante y por lo general se da a si no queramos. Nuestro mundo colapsa, las cosas no salen como deseamos y no hay fluidez en lo que hacemos o queremos. Es decir vivimos en caos hasta que nos damos cuenta que debemos avanzar.

Ella me dijo que como seres humanos el miedo al cambio y a descubrir lo que nos espera nos frena y es una gran verdad, por eso es mejor estar consciente y así evolucionar ya que cuando uno toma conciencia activa el miedo desparece.

Hay dos fuerzas poderosas, el amor que te hace cometer locuras y hacer cosas increíbles y el miedo que te paraliza y hace que te pierdas de esas cosas maravillosas.

Lo peor que puede pasar, y estas son sus palabras durante nuestra conversación; es que no nos sintamos a gusto y necesitemos volver a cambiar.

También me comento que estaba llena de dudas y de mucha incertidumbre porque su esposo no estaba del todo de acuerdo con el cambio que ella quería dar y eso no le permitía aceptar la propuesta que se le estaba presentando.

Las dudas son razonables, las tenemos siempre que debemos tomar una decisión, cuando estamos por salir de nuestra zona de confort. Lo importante es reflexionar sobre ¿Qué es lo que realmente quiero? ¿Qué es bueno para mí?

Es primordial no reprimir las dudas. Hay que sentirlas, conversarlas, escuchar lo que dicen las personas que se preocupan por  nosotros, eso nos hace sentir seguros, al final nuestras razones son las importantes, un error muy recurrente es tomar decisiones pensando primero en los demás y no en nosotros mismos. Lo que es bueno para ti, es bueno para los demás aunque ellos no puedan verlo al principio.

Cuando terminamos de hablar le dije que ya yo estaba segura de cuál sería su decisión, con todo lo que ella me contó y me explicó, yo podría predecir que haría, pero que era su decisión.

Si estas frente a un cambio en tu vida y tienes dudas conversa con personas que puedan comprenderte y ayudarte a avanzar, los cambios son inevitables y no necesariamente tenemos que enfrentarlo solos.


Hilmar Márquez
Sus Coordenadas:
Twitter: @Hilmiss
Instagram: @ Hilmiss

Sumate-Conectate
Correo
Instagram
Pinterest
Pinterest
Facebook
Facebook
Google +
Google +
http://www.sumandoven.com.ve/2017/12/27/el-cambio-en-mi-vida/

Autor entrada: sumandoven.admin