Beneficios curativos de la salvia

S a l v i a  (menor o real)  (Salvia officinalis) Sinonimia:    te indígena. Hierba sagrada. Salvia real.

Ligera descripción:       la palabra salvia, con la que se denomina a esta famosa planta, tiene su origen en el verbo latino salvare, lo que equivale a curar.

La salvia es, pues, una hierba que crece en todas partes, prefiriendo los terrenos secos y ligeros.

Raíz:     subterránea, herbácea, Tallo: aero, vertical herbáceo, alcanza hasta los cincuenta centímetros de altura, prismático cuadrangularmente ramificado. Hojas: pecioladas, simples, enteras, opuestas cruzadas, peninervadas, persistentes, rugosas, levemente pubescentes, de color verde claro, ligeramente ovaladas. (Las superiores son sésiles, más pequeñas y acuminadas). Flores: inflorescencia en espiga. Flores violáceas o blancas, con pedúnculos cortos, dispuestos en verticilos menudos ( 4 a 8), brácteas opuestas, ovaladas, acorazonadas, acuminadas, cóncavas y caducas. Cáliz. Campo anulado, estriado, presentados labios, de los cuales el superior tiene tres dientes y el inferior dos. Corola tubulosa, bilabiada.

Beneficios curativos 

 

Afecciones gástricas



En los casos de mala digestión, el te salvia, caliente, corrige las indisposiciones estomacales, la debilidad del estómago, los vómitos que muchas veces siguen a las odiadas ventosidades gástricas e intestinales, el dolor de cabeza resultante de la   mala digestión etc.

Dosis: Diez gramos para un litro de agua; cuatro o cinco tazas por día

 

Para la boca



Las hojas frescas son buenas para friccionar los dientes, a fin de blanquearlos; refrescan y fortifican las encías inflamadas y flojas.

 

Úlceras o lesiones y Curar heridas



El té de las sumidades (cimas o ápices) floridas, en enjuagues (buchadas o bocanadas) . Para esto, la dosis recomendable es: treinta gran de este vegetal por litro de agua.

 


Las heridas y llagas viejas y rebeldes, las úlceras varicosas u otras lesiones crónicas de la piel, sana lavándose con el cocimiento de salvia. La misma cocción utilizada en baños, cura la escrofulosis y el raquitismo, especialmente en los niños.

Dosis: cincuenta gramos para un litro de agua.

 

Afecciones en la garganta 

En gárgaras, el té preparado por infusión de las hojas y flores de salvia, sirve para curar las inflamaciones y mucosidades de la garganta, la amigdalitis, los dolores que dificultan la deglución.

Dosis: treinta gramos para un litro de agua.

 

Picaduras 


En casos de picaduras de abejas, avispas, mosquitos, etc., la fricción de la parte afectada, con hojas de salvia frescas y machacadas, proporciona alivio en poco tiempo.

Sudores nocturnos

La salvia es muy recomendable para quitar los sudores nocturnos de los tuberculosos.

Dosis: diez gramos de hojas o flores de salvia, por un litro de agua; cuatro o cinco tazas diarias.

 

Afecciones respiratorias y  Catarro crónico en los bronquios

Con diez gramos de flores y hojas de salvia por un litro de agua, se prepara un té que, al tomarlo caliente, es bueno para curar los resfríos, bronquitis, anginas, tos, expectoración difícil, etc.

Con el polvo de las hojas y flores (secas en la sombra) se hace una mezcla con miel de abeja, tomada cuatro o cinco cucharaditas diarias, sirve para ayudar la expulsión de la mucosidad.

 

Fiebre altas


El  té, por infusión, de las hojas y de las flores de salvia, actúa como estimulante en los casos de fiebres altas. Para los que trabajan mucho mentalmente, esta bebida, en dosis moderada, aumenta la actividad y agudeza mental.

 

@SUMANDOVEN


Consulta  4 maneras de cocción para disfrutar un té

Súmate-Comparte

Sección de Compras

Autor entrada: sumandoven.admin

Nos interesa tu opinión, deja un comentario