Disfruta de una vida positiva cambiando tus paradigmas

En  determinados momentos de nuestra vida, nos damos cuenta que estamos frente a  problemas que no podemos resolver, porque la solución depende de un cambio de paradigma a mí me gusta el concepto  es la  <<forma de entender el mundo>>, es decir, estamos entiendo la situación bajo nuestros tradicionales conocimientos.

En muchos casos las reglas de juego  cambian,  es  porque la vida no es estática, ni con parámetros rígidos,  y debemos buscar en nuestra mente  los conocimientos necesarios o aprenderlos para resolver la situación en la que estamos. 


Los seres humanos nos gusta transitar dentro de nuestras paradigmas, sentir terreno firme, saber que estamos capacitados para resolver cualquier situación que nos presenten y poder predecir cuál será el resultado cierto de nuestras acciones.

Dentro de nuestros paradigmas nos sentimos cómodos y competentes, manejamos nuestras propias creencias, ellas nos llevan a expresarnos y a decidir en base a ellas, nos movilizan, nos paralizan, nos producen angustia, placer,  rechazó, un sin fin de emociones.

Los paradigmas definen los límites e indican el comportamiento adecuado para tener éxito, por ello los deportes son la mejor manera de ejemplificar un paradigma.

En ellos las reglas del juego están claras (EL REGLAMENTO, EL LIBRITO…) y el comportamiento para ganar está bien especificado (METER GOLES- ANOTAR CARRERAS)  si eso es así, entonces todo campo de actividad humana parecería también ser un paradigma.

¿Quiere acaso decir esto que no podemos ni debemos cambiar de paradigmas a riesgo de sentirnos mal con nosotros mismos?

La respuesta es  "NO"

¡Por supuesto que podemos cambiar nuestros paradigmas! Es más, lo hemos hecho muchas veces en nuestras vidas, sin saberlo, lo importante es saber cuando el paradigma que practicamos ya no es suficiente para resolver los problemas que la vida nos presenta, entonces y solo entonces debemos decidir cambiar de paradigma y emprender la búsqueda de uno nuevo que si pueda hacernos sentir otra vez, cómodos, competentes y predecibles.

Una salida brusca de los límites establecidos por nuestros paradigmas nos desconciertan y generan un malestar cotidiano sin causa definida, eso es estrés

Manejarnos fuera del paradigma inconscientemente produce estrés, esa constante sensación de que un peligro física inmediato nos acecha aunque hay poco o poco nada en el ambiente que lo evidencie.

La compresión de nuestros paradigmas es muy importante, porque cuando ellos cambian, cambian las reglas del juego y cuando cambian las reglas del juego, todo nuestro mundo puede cambiar y eso es exactamente lo que buscamos. 

Cuando cambiamos nuestro paradigma, debemos buscar que el conocimiento nos lleva a actitudes positivas, a una resiliencia es la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a situaciones adversas o distintas. 

 

La mayoría de las situaciones no están definidas por nosotros únicamente, el entorno (familia, amigos, país, trabajo) nos lleva a un continuo aplicar de  conocimientos para resolver situaciones, pero sí está claro de que como las definamos, nos será más agradable. podrás encontrar el camino hacia nuevas formas de solución a viejos problemas sin respuesta.

Los paradigmas tienen una característica muy interesante que nos ayuda a comprender mejor nuestra realidad, pero si no los asumimos de esta manera nos encontraremos con el  fenómeno se llamado ceguera paradigmática,

Es mucho más común de lo que se piensa y para entenderlo mejor, vamos a dar una serie de ejemplos muy famosos de ceguera paradigmática que encontramos en el libro =paradigmas= de Joel Barker.


El fonógrafo es un invento que carece de todo valor comercial   Thomas Alva Edison (su propio inventor 1880)

Volar en máquinas más pesadas que el aire es inútil, insignificante y totalmente imposible.  Simón Newcomb (famoso astrónomo 1902)

¿Quién diablos quiere oír hablar de los actores? Jack Warner (Warner  Brothers 1927)

 

Según este concepto, vemos mejor lo que esperamos ver, por ello cuando alguien propone una solución que simplemente mejora el paradigma prevaleciente, la vemos y la aceptamos con facilidad.

Pero, cuando la solución propuesta cambia al paradigma, entonces la primera reacción es el rechazo, porque no se ajusta a las reglas en las cuales somos eficaces y manejamos con comodidad.

La invitación  es hacernos conscientes  de que los cambios nos beneficien emocionalmente de forma positiva y nuestras reacciones se basen en mejorar nuestros  días. 

  1. Busca ayuda si no puedes hacerlo solo.
  2. Piensa en un hecho positivo en la situación.
  3. Acepta el problema o situación  en este momento no lo puedes cambiar. 
  4. Valora si eres tú el que no quiere cambiar tu creencias.  
  5.  Cambia atrévete a dar el salto para cambiar.   
  6. Disfruta el cambio con el nuevo paradigma 

Espero que  vivas fácil, abundante y feliz

Dolores Lorena Pérez
Facilitadora-Coach-Conferencista.

Coordenadas:
Web: Dolores Lorena Pérez
Twitter: @doloreslorenap
Instagram: @doloreslorenap
Facebook: Dolores Lorena Pérez

 

 

 

Súmate-Comparte

Autor entrada: sumandoven.admin

Nos interesa tu opinión, deja un comentario