Cambio de mirada en tiempos difíciles


Hola, que tal! que gusto y agradecida estoy de estar aquí compartiendo con ustedes mi visión hacia la gran oportunidad que nos aportan los tiempos difíciles y, que podemos  aprovechar para realizar un cambio de mirada a esa situación que tanto angustia, agobia y estresa.

Cada adversidad es una oportunidad de oro, la oportunidad que la mayoría desea  o  espera, es el momento perfecto para tomar consciencia; y, cuando digo consciencia me refiero (al conocimiento de tu propia existencia), de todo lo que has hecho, todo lo que has dejado de hacer y lo que tienes aún pendiente…

Este es el momento de hacer cambios en tu vida, cambios para reinventarte, para ver la vida desde otra perspectiva, desde la consciencia pura…. Yo lo llamaría dar un cambio de mirada, porque cuando aprendes a mirar desde tu sentir, desde tu alma, desde tu ser reconoces el amar de verdad.


En los días o tiempos difíciles se viven muchas emociones y todas son alarmas de aprendizaje que te invitan a cambiar, te invitan a mirar hacia ti mismo, hacer una introspección, a reencontrarte, autoevaluarte, a mirar ese ser maravilloso que eres, ese ser que habita en tu cuerpo y que diariamente te grita; a través de las enfermedades y los malestares aquí estoy, tómame en cuenta, ámame, mírame y deja de mirar hacia los demás, mira las cualidades y virtudes que tienes y que no te permites ver porque estas entretenido mirando, criticando y enjuiciando a otros….

Cuando te permites mirarte, aceptarte, amarte tal y como eres, puedes mirar a los demás, pero los vas a mirar desde el amor, con empatía, con humildad y compasión, lo que mostrara una mejor versión de ti.

Has ese cambio de mirada que tanto el mundo espera.

Pregúntate en tus tiempos difíciles, ¿esto qué está pasando; que me está enseñando, que tengo que aprender? Y toma tu tiempo para reflexionarlo.


Ten presente; que con el foco con que mires la crisis, es con el que la vas Afrontar…imagina que tu dificultad o crisis es una gran ola, y tienes que decidir cómo afrontarla… tomas una tabla de surf  te subes y la disfrutas o te agachas para que pase por encima y  te arrastre.  La decisión es tuya, de nadie más.

Hazte responsable de tu crisis, de tu situación.

Permítete vivir las emociones, acéptalas, reconócelas, abrázalas y suéltalas. Es válido sentir y reconocer ese movimiento de emociones, porque ellas están allí para expresar algo, para enseñar, pero luego hay que soltarlas, no reprimirlas, no  engancharse  en ellas.

Hay que calmar esas fluctuaciones mentales que agobian, que estresan, que  desestabilizan, que atormentan y que hacen perder el control, que impiden la visión del ser, del alma.

Evita que la mente esté constantemente conectada con el pasado, recuerda que éste ya paso y lo único que puedes hacer con él; es reconocer lo que has vivido y aprendido en ese trayecto…solo es un recuerdo con vivencias, que dejan un gran aprendizaje para luego ser aplicado en este presente que se vive ahora.

Y qué me dices del futuro; este aún no sucede; porque es solo una fantasía que quizás nunca sucederá.

Vivir el momento presente evitar que el cuerpo sufra consecuencias de las fluctuaciones o factores mentales, porque todo lo que se piensa, lo que se hace y lo que se siente influye directamente en cada célula del organismo.

Tomarse un tiempo para estar a solas, para mirar y escuchar el cuerpo, permite hacerse consciente de lo que se siente, lo que se quiere, lo que gusta…lo que se ha prohibido durante una vida y que no se ha hecho por falta de tiempo, por temor o por creencias falsas o patrones mentales/sociales…busca un propósito de vida el cual te llevara a la felicidad.

En las dificultades o peores adversidades encontramos las mejores oportunidades de nuestro desarrollo, es importantísimo trabajar en nosotros mismos,  para lograr ese cambio que se desea para con uno y con la sociedad.

Los invito a aprovechar las oportunidad que dan los tiempos difíciles, para poner en práctica las 5 macro habilidades emocionales que  permiten sobrellevar con actitud positiva cualquier crisis que se presente. Esos micros habilidades son:

  • El autoconocimiento: es identificar quien eres, que quieres, que sientes, cuáles son tus potenciales y limitaciones, que te complace y que te disgusta, lo cual ayuda a identificar situaciones de tensión y saber cómo afecta física y psicológicamente.

 

  • La autorregulación: desarrolla la capacidad de mantener el control de ti mismo, sin reprimir, ni guardar las emociones, se expresa lo que se siente pero de un modo adecuado, es crear un dialogo contigo mismo que te permite sentir esas emociones de cólera, rabia, alegría, felicidad, etc., y a su vez, gestionarlas de manera inteligente sin afectar las demás personas.


Esta macro habilidad se pone mucho en práctica en la disciplina de Yoga; a través de la respiración consciente, se invita a que Inhale suave y profundamente y al exhalar te permites soltar, también a medida que haces este ejercicio de inhalación y exhalación puedes hacerte afirmaciones como: tengo todo bajo control, tengo habilidades extraordinarias que me permiten tener todo bajo control, puedo controlar y sobrellevar esta situación. De esta forma le estas diciendo a la mente yo  sí puedo con esto.

Además te haces responsable de la situación…hacerte responsable; es  Reconocer y responder a las propias inquietudes y las de los demás. Es responder adecuada y educadamente de acuerdo al estímulo presente.

 

  • La automotivación: mantener el ánimo y una actitud positiva aun cuando las cosas no estén tan bien. Tener iniciativa de cambio, de innovación… ser capaz de ordenar y gestionar adecuadamente las emociones. Desarrollar esa capacidad de tomar la mejor decisión, motivado a que la recompensa será el bienestar personal y común de los demás.

 

  • La empatía: saber ponerse en el lugar del otro, tomar consciencia de necesidades y problemas de otros, es la capacidad, destreza y esfuerzo de comprender los sentimientos y actitudes de los demás. La mayoría de las veces se es tan egoísta al desear que todo sea a beneficio propio, dejando que el ego, el orgullo o la soberbia reine, conectando con el juicio y la crítica sin tomar consciencia del daño que se puede causar, sin hacer consciencia que los demás muestran aquello que hay que trabajar en uno, los otros son un espejo que reflejan la realidad que se tiene y que no se ve. Así que antes de criticar, señalar, juzgar, culpar busca el origen, la raíz de lo que nos están mostrando esas otras personas, ellos al final son maestros enviados para enseñarnos.

 

  • Las aptitudes sociales, son las que permitirán relacionarse, comunicarse y saber resolver conflictos desde el amor, desde otra perspectiva, desde ese cambio de mirada. Relacionarse sana y asertivamente, con consciencia y tomando el control, sin reactividad, desde el amor y con amor.


El 80% del éxito en nuestras vidas depende de las habilidades que tenemos para gestionar asertivamente nuestras emociones, tolerar frustraciones, motivarnos, saber levantarnos y continuar en momentos difíciles.

“Una persona positiva convierte sus problemas en retos, nunca en obstáculos”.


Mientras más le digas a la mente, que si se puede, que tienes habilidades extraordinarias para controlar la situación y que tienes el control, la fuerza y el poder, porque eres un ser extraordinario, maravillo, especial y único,   Lo creerá y así será lo que te llenara de energía positiva y mucho entusiasmo y bienestar.

Toma unos minutos para respirar conscientemente, meditar, repetir estas afirmaciones y sobre todo para AGRADECER,  porque aunque parezca mentira, cada situación tiene su parte positiva y seguro que de cada día se puede sacar algo bueno, algo positivo. Para empezar analiza el ritmo de vida, si baja o tiene pausa,  si hay más tiempo de ocio es una oportunidad para estar en familia, más tiempo para evaluar, conocer a los niños si se tienen,   establecer mayor contacto con ellos, sin estrés, sin prisa, momento oportuno para reconocer y gestión adecuada las emociones.

Detente a pensar qué has hecho hoy que te ha llenado enormemente y que si no fuera por los momentos difíciles que se presentan no habría sucedido. Seguro que hay algo, trata de buscarlo y compártelo con los tuyos, diles: "estoy feliz porque cada día podemos comer juntos y antes no lo hacíamos, es algo que disfruto mucho". “es maravilloso estar aquí, es maravilloso tenerte aquí”.

Es importante poner el foco en lo positivo del momento y eso va a crear a todos mucho bienestar y fuerza para seguir adelante.

Muchas Gracias, dios nos bendiga.

 

Sígueme en:


Daniela Bastidas
Facebook: @fundayuvayoga
Instagram:fundayuvayoga

 

Súmate-Comparte

Instagram
Twitter
Visit Us
Follow Me

Autor entrada: sumandoven.admin