La Muerte: Un amanecer por Elizabeth Kubler Ross

La muerte física del hombre es idéntica al abandono del capullo de seda por la mariposa. La observación que hacemos es que el capullo de seda y su larva pueden compararse con el cuerpo humano. Un cuerpo humano transitorio

Disfruta la revista, pasa la voz

A %d blogueros les gusta esto: