Practicar la coherencia para ser feliz

Recuerda que si no predicas con el ejemplo y no practicas en tu día a día los cambios que deseas, no vas a lograr la coherencia. Hay que practicar lo que queremos ser. Cuando he querido cambiar aspectos de mi vida lo hago fijando un propósito o una meta.

Disfruta la revista, pasa la voz

A %d blogueros les gusta esto: